Banu Qurayza

Banu Qurayza (la ortografía alterna incluye Quraiza, Qurayzah, Quraytha y Koreiza arcaico) era una tribu judía que vivió en Arabia del norte, en el oasis de Yathrib (actualmente conocido como Medina), hasta el 7mo siglo. En febrero/marzo de 627 d. C., su conflicto con Muhammad llevó a un sitio de 25 días de Banu Qurayza que termina en la rendición de la tribu. Banu Qurayza rechazó rendirse al juicio de Muhammad y por tanto preguntó a Auws, (también deletreó Aws) la tribu para intervenir de su parte. Muhammad que no quiere fastidiar Auws aplazó la cuestión a ellos. Los líderes de Banu Qurayza se juntaron y fueron preguntados por Auws lo que el castigo es para un traidor en su propia religión. Se doblaron sus cabezas y declararon según Torah el castigo es la muerte. Así pues a la orden de Sa'd ibn Mua'dth (el líder de la tribu de Auws), los hombres se ejecutaron, mientras las mujeres y los niños se esclavizaron. Hay mucho debate sobre el número ejecutado con un poco de estimación que aproximadamente 400-900 hombres se degollaron, mientras hadith sunitas simplemente declaran que todos los miembros de sexo masculino se mataron, sin especificar a una cifra y una mujer.

Las tribus judías según se informa llegaron a Hijaz como consecuencia de las guerras judías-romanas e introdujeron la agricultura, poniéndolos en un culturalmente, económicamente y posición políticamente dominante. Sin embargo, en el 5to siglo, Banu Aws y Banu Khazraj, dos tribus árabes que habían llegado de Yemen, ganaron el dominio. Cuando estas dos tribus se hicieron embrolladas en el conflicto el uno con el otro, las tribus judías, ahora clientes o aliados de los árabes, lucharon en lados diferentes, Qurayza que colinda con Aws.

En 622, el profeta islámico Muhammad llegó a Yathrib de La Meca y según se informa estableció un compacto entre los partidos contrarios. Mientras la ciudad se encontró en la guerra con la tribu de Meccan natal de Muhammad de Quraysh, relaciones tensas entre los números crecientes de musulmanes y las comunidades judías montado.

En 627, cuando Quraysh y sus aliados sitiaron la ciudad en la Batalla de la Zanja, Qurayza firmó negociaciones con los sitiadores. Posteriormente, la tribu se acusó de la traición y sitiada por los musulmanes mandados por Muhammad. Los Banu Qurayza se alcanzaron y la mayor parte de los hombres, aparte de aquellos que se rindieron (muchos de quien convertido al Islam a fin de salvar sus vidas), se degollaron, mientras todas las mujeres y los niños se tomaron cautivo y se esclavizaron. Algunos autores han desafiado la veracidad de este incidente, sosteniendo que se exageró o se inventó.

Historia en Arabia preislámica

Historia temprana

Las fuentes existentes no proporcionan ningunas pruebas concluyentes si Banu Qurayza eran conversos étnicamente judíos o árabes al Judaísmo. Justo como los otros judíos de Yathrib, Qurayza afirmó ser de la ascendencia israelita y observó los mandamientos de Judaísmo, pero adoptó mucha aduana árabe y se intercasó con árabes.

Se doblaron la "tribu sacerdotal" (kahinan en árabe de kohanim hebreo). Ibn Ishaq, el autor de la biografía musulmana tradicional de Muhammad, remonta su genealogía a Aaron y adelante a Abraham, pero da a sólo ocho intermediarios entre Aaron y el fundador pretendido de la tribu de Qurayza.

En el 5to siglo Iglesia Anglicana, Qurayza vivió en Yathrib juntos con otras dos tribus judías principales: Banu Qaynuqa y Banu Nadir. Al-Isfahani escribe en su colección del 10mo siglo de la poesía árabe que los judíos llegaron a Hijaz como consecuencia de las guerras judías-romanas; Qurayza se instaló Mahzur, un cauce del río en Al Harrah. El erudito del musulmán del 15to siglo Al-Samhudi pone una docena en una lista de otros clanes judíos que viven en la ciudad de la cual el más importante era Banu Hadl, estrechamente alineado con Banu Qurayza. Los judíos introdujeron la agricultura en Yathrib, cultivando palmeras datileras y cereales, y esta ventaja cultural y económica permitió a los judíos dominar a los árabes locales políticamente. Al-Waqidi escribió que Banu Qurayza eran la gente del linaje alto y de propiedades, "mientras que éramos sólo una tribu árabe que no poseyó ninguna palmera, ni viñas, siendo la gente de sólo ovejas y camellos." Ibn Khordadbeh más tarde relató esto durante la dominación persa en Hijaz, Banu Qurayza servido como recaudadores de impuestos para el cha.

Cuenta del rey de Himyar

Ibn Ishaq cuenta de un conflicto entre el último Rey Yemenite de Himyar y los residentes de Yathrib. Cuando el rey pasaba por el oasis, los residentes mataron a su hijo, y el jefe de Yemenite amenazó con exterminar a la gente y reducir las palmas. Según Ibn Ishaq, se paró de hacer así por dos rabinos de Banu Qurayza, que imploraron al rey para ahorrar el oasis porque era el lugar "al cual un profeta de Quraysh emigraría a tiempo para venir, y sería su casa y última morada". El rey Yemenite así no destruyó la ciudad y convertido al Judaísmo. Tomó a los rabinos con él, y en La Meca, según se informa reconocieron Kaaba como un templo construido por Abraham y aconsejaron que el rey "hiciera lo que la gente de La Meca hizo: a circumambulate el templo, para venerarlo y cumplirlo, afeitar su cabeza y comportarse con toda la humildad hasta que hubiera dejado sus alrededores." Acercándose a Yemen, dice a Ibn Ishaq, los rabinos se manifestaron a los habitantes del barrio un milagro saliendo de un fuego indemne y Yemenites aceptó el Judaísmo.

Llegada de Aws y Khazraj

La situación cambió después de que dos tribus árabes llamadas Banu Aws y Banu Khazraj llegaron a Yathrib de Yemen. Al principio, estas tribus eran clientes de los judíos, pero hacia el final del 5to siglo Iglesia Anglicana, se rebelaron y se hicieron independientes. La mayoría de los historiadores modernos aceptan la reclamación de las fuentes musulmanas que después de la rebelión, las tribus judías se hicieron clientes de Aws y Khazraj. Guillermo Montgomery Watt sin embargo piensa que este clientship es no histórico antes de 627 y mantiene que los judíos retuvieron una medida de la independencia política después de la rebelión árabe.

Finalmente, Aws y Khazraj se hicieron hostiles el uno al otro. Habían estado luchando posiblemente durante aproximadamente cien años antes 620 y al menos desde 570s. El Nadir Banu y Banu Qurayza se aliaron con Aws, mientras Banu Qaynuqa colindó con Khazraj. Hay informes del conflicto constante entre Banu Qurayza y Banu Nadir, los dos aliados de Aws, aún las fuentes a menudo se refieren a estas dos tribus como "hermanos". Aws y Khazraj y sus aliados judíos lucharon contra un total de cuatro guerras. El altercado último y más sangriento era la Batalla de Bu'ath, el resultado de que era inconcluyente.

Qurayza aparece como una tribu de importancia militar considerable: poseyeron grandes números del armamento, como sobre su rendición 1,500 espadas, 2,000 lanzas, 300 armaduras, y 500 escudos fueron agarrados más tarde con los musulmanes. Kister nota que estas cantidades son "desproporcionadas con relación al número de combatientes" y conjetura que "Qurayza solía vender (o prestar) algunas armas guardadas en sus almacenes". También menciona que Qurayza fue dirigido como Ahlu al-halqa ("la gente de las armas") por Quraysh y nota que estas armas "reforzaron su posición y prestigio en la sociedad tribal".

Llegada de Muhammad

La enemistad persistente entre Aws y Khazraj era probablemente la causa principal para varios emisarios de invitar a Muhammad a Yathrib a fin de arbitrar en casos disputados. Ibn Ishaq registró esto después de que su llegada a 622, Muhammad estableció un compacto, la Constitución de Medina, que remitió las tribus judías y musulmanas a la cooperación mutua. La naturaleza de este documento como registrado por Ibn Ishaq y transmitido por Ibn Hisham es el sujeto de la disputa entre historiadores modernos, muchos de los que mantienen que este "tratado" es posiblemente un collage de acuerdos, de fechas diferentes, y que no está claro cuando se hicieron. Watt cree que Qurayza y Nadir probablemente se mencionaron en una versión más temprana de la Constitución que requiere a los partidos no apoyar a un enemigo el uno contra el otro.

Aparte de los consensos, las crónicas por Ibn Ishaq y al-Waqidi contienen un informe que después de su llegada, Muhammad firmó un tratado especial con el jefe de Qurayza Ka'b ibn Asad. Ibn Ishaq no da ningunas fuentes, mientras al-Waqidi se refiere a Ka’b ibn Malik de Salima, un clan hostil a los judíos, y Mummad ibn Ka’b, el hijo de un muchacho de Qurayza que se vendió en la esclavitud después del sitio y finalmente se hizo un musulmán. Entre historiadores modernos, R. B. Serjeant apoya la historicidad de este documento y sugiere que los judíos sabían "de la pena por romper la fe con Muhammad". la otra mano, Norman Stillman sostiene que los historiadores musulmanes habían inventado este acuerdo a fin de justificar el tratamiento subsecuente de Qurayza. El vatio también rechaza la existencia de un acuerdo tan especial, pero nota que los judíos estuvieron obligados por el consenso ya mencionado y por su alianza a las dos tribus árabes a no apoyar a un enemigo contra Muhammad. Serjeant está de acuerdo con esto y opina que Qurayza eran conscientes de las dos partes de un pacto hecho entre Muhammad y las tribus judías en la confederación según cual "judíos que tienen su religión y los musulmanes que tienen su religión excepto cualquiera que actúa injustamente y destina el delito/acciones traidoramente/rompe un acuerdo, ya que pero mata a sí y la gente de su casa."

Durante los primeros meses después de la llegada de Muhammad a Medina, Banu Qurayza se implicaron en una disputa con el Nadir Banu: El Nadir más potente rigurosamente aplicó a Lex talionis contra Qurayza sin permitirlo hecho cumplir contra sí. Adelante, el dinero ensuciado de sangre pagado por matar a un hombre de Qurayza era sólo la mitad del dinero ensuciado de sangre requerido para matar a un hombre del Nadir, colocando Qurayza en una posición socialmente inferior. El Qurayza visitó a Muhammad como el árbitro, que entregó el surah y juzgó que Nadir y Qurayza se deberían tratar igualmente en la aplicación de lex talionis y levantaron la evaluación de Qurayza a la cantidad llena del dinero ensuciado de sangre.

Las relaciones tensas rápidamente montaron entre los números crecientes de musulmanes y tribus judías, mientras Muhammad se encontró en la guerra con su tribu de Meccan natal de Quraysh. En 624, después de su victoria sobre Meccans en la Batalla de Badr, Banu Qaynuqa asaltó a una mujer musulmana que llevó a su expulsión de Medina para romper el tratado de paz de la Constitución de Medina. El Qurayza permaneció pasivo durante el asunto de Qaynuqa entero, por lo visto porque Qaynuqa históricamente se alió con Khazraj, mientras Qurayza eran los aliados de Aws.

Pronto después, Muhammad entró en el conflicto con el Nadir Banu. Tenía uno de los jefes del Nadir Banu, el poeta Ka'b ibn al-Ashraf, matado y después de que la Batalla de Uhud acusó la tribu de traición y conspirando contra su vida y los arrojó de la ciudad. El Qurayza permaneció pasivo durante este conflicto, según R. B. Serjeant debido a la cuestión del dinero ensuciado de sangre relacionada encima.

Batalla de la zanja

En 627, Meccans, acompañado por aliados tribales así como el Nadir de Banu - quien había sido muy activo en el apoyo de Meccans - marchó contra Medina - la fortaleza musulmana - y puso el sitio a ello. Es confuso si su tratado con Muhammad obligó a Qurayza a ayudarle a defender Medina, o simplemente permanecer neutro, según el Ramadán, habían firmado un acuerdo de la ayuda mutua con Muhammad. Qurayza no participó en los enfrentamientos - según David Norcliffe, porque fueron ofendidos por ataques contra judíos en la predicación de Muhammad - pero instrumentos prestados a los defensores de la ciudad. Según Al-Waqidi, Banu Qurayza ayudó al esfuerzo de defensa de Medina suministrando palas, elecciones y cestas para la excavación de la zanja defensiva que los defensores de Medina habían cavado en la preparación. Según Watt, Banu Qurayza "parece ha tratado de permanecer neutro" en la batalla, pero más tarde cambió su actitud cuando un judío de Khaybar los persuadió que Muhammad seguramente se dominaría y aunque no realizaran ningún acto abiertamente hostil a Muhammad, según Watt, firmaron negociaciones con el ejército que invade.

Ibn Ishaq escribe que durante el sitio, Qurayza admitió de nuevo a Huyayy ibn Akhtab, el jefe del Nadir Banu que Muhammad había desterrado y quien había instigado la alianza de su tribu con las tribus de Ghatafan y Quraysh sitiadoras. Según Ibn Ishaq, Akhtab persuadió al jefe de Qurayza Ka'b ibn Asad a ayudar a Meccans a conquistar Medina. Ka'b era, según la cuenta de Al-Waqidi, al principio poco dispuesta a romper el contrato y sostuvo que Muhammad nunca rompió ningún contrato con ellos o los expuso a cualquier vergüenza, pero decidió apoyar Meccans después de que Huyayy había prometido afiliarse a Qurayza en Medina si el ejército sitiador volviera a La Meca sin haber matado a Muhammad. Ibn Kathir y al-Waqidi relatan que Huyayy rasgó en piezas el acuerdo entre Ka'b y Muhammad.

Los rumores de esta renuncia unilateral al pacto se extienden y fueron confirmados por los emisarios de Muhammad, Sa'd ibn Mua'dh y Sa'd ibn Ubadah, los hombres principales del Aws y Khazraj respectivamente. Sa'd ibn Mua'dh según se informa publicó amenazas contra Qurayza, pero fue retenido por su colega. Como esto habría permitido que los sitiadores tengan acceso a la ciudad y así habría significado el colapso de la estrategia de los defensores, Muhammad "se hizo preocupado de su conducta y envió a algunos musulmanes principales para dirigirse a ellos; el resultado inquietaba." Según Ibn Ishaq, Muhammad envió a Nuaym ibn Masud, un mayor estimado de Ghatafan que se había convertido en secreto al Islam, para ir a enemigos de Muhammad y discordia de la cerda entre ellos. Nuaym fue a Qurayza y aconsejó que ellos se afiliaran a las hostilidades contra Muhammad sólo si los sitiadores proveen a rehenes de entre sus jefes. Entonces se apresuró a los invasores y los advirtió que si Qurayza pidiera a rehenes, es porque tuvieron la intención de volcarlos a los defensores de Medinan. Cuando los representantes de Quraysh y Ghatafan vinieron a Qurayza, pidiendo apoyo en la batalla decisiva planeada con Muhammad, Qurayza en efecto exigió a rehenes. Los representantes de los sitiadores se negaron, negociaciones de demolición y causar Banu Qurayza que se hace muy desconfiados del ejército sitiador. El Qurayza no tomó ninguna acción para apoyarlos hasta que las fuerzas sitiadoras se retiraran. Así la amenaza de un segundo frente contra los defensores nunca se materializó.

Sitio y rendición

Después de la retirada de Meccans, Muhammad entonces condujo sus fuerzas contra la vecindad de Banu Qurayza. Según la tradición musulmana, le habían pedido hacer así por el ángel Gabriel. El Banu Qurayza se retiró en su fortaleza y soportó el sitio durante 25 días. Como su moral menguó, Ka'b ibn Asad sugirió tres salidas alternativas de su apuro: Islam del abrazo; mate a sus propios niños y mujeres, luego apresure para un precio a ganar o morir; o haga un ataque de sorpresa durante el sábado. El Banu Qurayza no aceptó ninguna de estas alternativas. En cambio pidieron consultar con Abu Lubaba, uno de sus aliados de Aws. Según Ibn Ishaq, Abu Lubaba sintió la compasión de las mujeres y los niños de la tribu que gritaban y cuando preguntado si Qurayza se debería rendir a Muhammad, aconsejó que ellos hicieran así. Sin embargo también "hizo un signo de su mano hacia su garganta, indicando que [su destino] en las manos del Profeta sería la matanza". La próxima mañana, Banu Qurayza se rindió y los musulmanes agarraron su fortaleza y sus tiendas. Los hombres - numerando entre 400 y 900 - fueron ligados y se colocaron bajo la custodia de Muhammad ibn Maslamah, que había matado a Ka'b ibn al-Ashraf, mientras las mujeres y niños - la enumeración de aproximadamente 1,000 - se colocó bajo Abdullah ibn Sallam, un ex-rabino que se había convertido al Islam.

Sin embargo Ibn Sa'd da razón siguiente:

"El Apóstol de Alá, puede Alá bendecirle, aprobó a Sa'd ibn Mu'adh para dar una decisión sobre ellos. Pasó un pedido: que se sujeta a navajas de afeitar (es decir el varón) se debería matar, las mujeres y los niños se deberían esclavizar y la propiedad se debería distribuir. Con eso el Apóstol de Alá, puede Alá bendecirle, dijo: ha decidido en la confirmación al juicio de Alá, encima del siete cielo. El Apóstol de Alá, puede Alá bendecirle, devuelto el jueves 7 Dhu al - Hijjah. Entonces ordenó que ellos se trajeran en al-Madinah donde las zanjas se cavaron en el mercado. El Apóstol de Alá, puede Alá bendecirle, sentado con sus Compañeros y les trajeron en grupos pequeños. Sus cabezas se tacharon."

Fallecimiento de Banu Qurayza

Las circunstancias del fallecimiento de Qurayza han sido relacionadas por Ibn Ishaq y otros historiadores musulmanes. Según Watt, Peters y Stillman, Qurayza se rindió al juicio de Muhammad - un movimiento que Watt clasifica como incondicional. El Aws, quien quiso honrar su vieja alianza con Qurayza, pidió que Muhammad tratara Qurayza con poca severidad ya que había tratado antes Qaynuqa por Ibn Ubayy. (La costumbre árabe requirió el apoyo de un aliado, independiente de la conducta del aliado a un tercero.) Muhammad entonces aconsejó traer el caso antes de un árbitro elegido de Aws, a cual tanto Aws como Qurayza concordado con. Muhammad entonces designó a Sa'd ibn Mua'dh (un jefe entre Aws) para decidir el destino de la tribu judía.

Según Hashmi, Buchanan y Moore, la tribu consintió en rendirse en la condición de un árbitro musulmán de su elección. Según Khadduri (también citado por Abu-Nimer), "ambos partidos consintieron en presentar su disputa a una persona elegida por ellos" de acuerdo con la tradición árabe del arbitraje.

Muir cree que Qurayza se rindió a condición de que "su destino fuera decidido por sus aliados, Bani Aws".

En todas las cuentas, el árbitro designado era Sa'd ibn Mua'dh, un hombre principal entre Aws. Durante la Batalla de la Zanja, había sido uno de los emisarios de Muhammad a Quarayza (ver encima) y ahora moría de una herida que había recibido más tarde en la batalla. Cuando Sa'd llegó, su compañero Aws suplicó para la indulgencia hacia Qurayza y por su solicitud prometió que cumplirían con su decisión. Entonces decretó la oración según Torah, declarando que "los hombres se deberían matar, la propiedad dividida, y las mujeres y niños tomados como cautivos". Muhammad aprobó el fallo, llamándolo similar al juicio "de Dios". Chirāgh ʼAlī (1885) sostiene que esta declaración se puede haber referido a "rey" o "jefe", más bien que Dios.

Sa'd rechazó las súplicas de Aws, según Watt porque estar cerca de la muerte y concernió por su vida futura, puso lo que consideró "su deber a Dios y la comunidad musulmana" antes de la lealtad tribal. Tariq Ramadan sostiene que Muhammad se desvió de su tratamiento más temprano, más clemente de presos ya que esto se vio "como el signo de la debilidad si no la locura", Peterson concurre que los musulmanes quisieron desalentar la futura traición dando un ejemplo con el castigo severo. Lings relata que Sa'ad temió que de ser arrojado, Qurayza se afiliara al Nadir en la lucha contra los musulmanes.

Stillman afirma que Muhammad eligió Sa'd para no pronunciar el juicio él mismo, después de los precedentes que había puesto con Banu Qaynuqa y el Nadir Banu: "Sa `d tomó la indirecta y condenó a los varones adultos a la muerte y las mujeres desdichadas y niños a la esclavitud." Además, Stillman deduce del gesto de Abu Lubaba que Muhammad había decidido el destino de Qurayza hasta antes de su rendición.

Ibn Ishaq describe la matanza de los hombres de Banu Qurayza así:

Varias cuentas notan a los compañeros de Muhammad como los verdugos, Ali y Al-Zubayr en particular, y que cada clan de Aws también se acusó de la matanza de un grupo de hombres de Qurayza. Inamdar del subpicadillo sostiene que esto se hizo a fin de evitar el riesgo de conflictos adicionales entre Muhammad y Aws. Según Inamdar, Muhammad quiso distanciarse de los acontecimientos y, tenía él sido implicado, habría arriesgado de enajenar algunos Aws.

También se relata que una mujer, que había lanzado una piedra de molino de las almenas durante el sitio y había matado uno de los sitiadores musulmanes, también se degolló junto con los hombres. Ibn Asakir escribe en su Historia de Damasco que Banu Kilab, un clan de clientes árabes de Banu Qurayza, se mataron junto a la tribu judía.

Tres muchachos del clan de Hadl, que habían sido con Qurayza en las fortalezas, se escaparon antes de la rendición y convertido al Islam. El hijo de uno de ellos, Muhammad ibn Ka'b al-Qurazi, ganó la distinción como un erudito. Un u otros dos hombres también se escaparon.

Estropear de la batalla, incluso las mujeres esclavizadas y los niños de la tribu, se dividió entre los guerreros islámicos que habían participado en el sitio y entre el emigrees de La Meca (quien había dependido hasta ahora de la ayuda del originario de musulmanes Medina.

Mohammad coleccionó un quinto del despojo, la cantidad que entonces se paga como el impuesto islámico para distribuirse a los pobres y necesitado.

Como la parte de su parte de estropear, Muhammad seleccionó a una de las mujeres, Rayhana, para sí y la tomó como la parte de su despojo. Muhammad ofreció liberar y casarse con ella y según algunas fuentes aceptó su oferta, mientras según otros la rechazó y permaneció el esclavo del Profeta y la concubina. Se dice que se ha hecho más tarde un musulmán.

Algunas mujeres y los niños del Banu Qurayza que fueron esclavizados por los musulmanes fueron compradas más tarde por judíos, en particular el Nadir Banu. Peterson sostiene que esto es porque el Nadir se sintió responsable del destino de Qurayza debido al papel de su cacique en los acontecimientos.

El enfoque del revisionista

Walid N. Arafat y Barakat Ahmad han cuestionado que Banu Qurayza se mataran en una completamente tal gran escala. Arafat disputa matanzas en gran escala y sostuvo que Ibn Ishaq reunió información de descendientes de los judíos Qurayza, que embellecieron o fabricaron los detalles del incidente. Declara "por el examen, los detalles de la historia se pueden desafiar. Se puede demostrar que la aseveración que 600 o 800 o 900 hombres de Banu Qurayza se mataron a sangre fría no puede ser verdad; que sea una invención posterior; y esto tiene su fuente en tradiciones judías." Arafat relaciona el testimonio de Ibn Hajar, que denunció esto y otras cuentas como "cuentos raros" y citó a Malik ibn Anas, un contemporáneo de Ibn Ishaq, que rechazó como un "mentiroso", un "impostor" y para buscar a los descendientes judíos para reunir información sobre la campaña de Muhammad con sus antepasados.

Ahmad sostiene que sólo un poco de la tribu se mató, mientras algunos luchadores simplemente se esclavizaron.

El vatio encuentra los argumentos de Arafat "no completamente convincentes", mientras Meir J. Kister ha contradito los argumentos de Arafat y Ahmad.

Análisis

El Qur'an brevemente se refiere al incidente en Surah

y los juristas musulmanes han considerado Surah como una justificación del tratamiento de Banu Qurayza, sosteniendo que Qurayza rompió su pacto con Muhammad, y así Muhammad se justificó en el rechazo de su lado del pacto y matanza de Qurayza en masa.

Los teólogos musulmanes árabes y los historiadores han visto o el incidente como "el castigo de los judíos de Medina, que se invitaron a convertirse y se rechazaron, perfectamente ejemplifican los cuentos de Quran de lo que pasó a aquellos que rechazaron a los profetas de viejo" u ofrecieron una explicación, política, más bien que religiosa.

En el 8vo y a principios del 9no siglo muchos juristas musulmanes, como la Ceniza-Shafii, basada sus juicios y decretos que apoyan el castigo colectivo por la traición en las cuentas del fallecimiento de Qurayza, sobre el cual bien se informaron. Sin embargo, las medidas de Muhammad en cuanto al Nadir Banu y Banu Qurayza no se tomaron como el primer modelo para la relación de estados musulmanes hacia sus sujetos judíos.

Paret y Watt dicen que Banu Qurayza se mataron no debido a su fe, pero para "actividades traidoras contra la comunidad de Medinan". Watt está relacionado ese "ningún clan importante de judíos se dejó en Medina" pero él y Paret también notan que Muhammad no limpió a todos los judíos de Medina.

Apuntando a la colocación de los acontecimientos en su contexto histórico, Watt señala a las "circunstancias políticas ásperas de esa era" y sostiene que el tratamiento de Qurayza era la práctica árabe regular. Las declaraciones similares son hechas por Stillman, Paret, Lewis y Rodinson. la otra mano, Michael Lecker e Irving Zeitlin consideran los acontecimientos "sin precedentes en la península árabe - una novedad" y declaran que "antes del Islam, la aniquilación de un adversario nunca fue un objetivo de guerra." Las declaraciones similares son hechas por Hirschberg y Baron.

Referencias en literatura

El destino de Banu Qurayza se hizo el sujeto del poema hebreo de Shaul Tchernichovsky Ah-aharon li-Venei Kuraita (El Último de Banu Qurayza).

Véase también

Notas

Literatura

Referencias generales

Tribus judías

Adelante lectura

Fondo: Muhammad, Islam y Arabia

Enlaces externos



Buscar